En el marco de su acción solidaria, el Sindicato de Luz y Fuerza visitó la fábrica de pastas “Nazareth”, lugar donde trabajan discapacitados y que se incendió hace días. El secretario general, Alberto Botto, y el secretario gremial, Néstor Salvatierra, recorrieron las instalaciones para ver cómo trabajan en la fábrica y los daños que sufrieron.

El Sindicato de Luz y Fuerza se ha comprometido a comprar una gran cantidad de pastas mensualmente, que serán donadas a otra entidad de ayuda al prójimo. Además, el pasado lunes se anunció que también se entregarán diversos elementos que la fábrica perdió en el incendio, como por ejemplo maquinaria.

“Queremos tratar de darles una mano entre todos y poder hacerles un poco más liviano el presente, de eso se trata, de ayudar y de llamar a la sociedad para que haya un compromiso permanente” dijo el secretario general del gremio.

El pasado 12 de abril el taller sufrió daños y pérdidas muy importantes al haberse incendiado el local, ubicado en Callao al 500. María Angélica, la presidenta de la fábrica, contó que tendrán que hacer una gran “reconstrucción” que incluirá demoler la parte que se incendió y rehacer la cocina.

Fuente . CON LA GENTE NOTICIAS