El índice de Riesgo País se mantiene por encima de los 800 puntos, lo que mantiene en alerta a muchos analistas económicos de la Argentina.

Al respecto de ello, la economista Mariana Dal Pogetto explicó que ese número “está dado por la incertidumbre electoral frente a un ajuste de shock”, que según agregó está “coordinado por el brusco cambio en los flujos de capitales a una economía que en 2017 había aumentado los desequilibrios de partida (fiscal y externo) duplicando en simultáneo el endeudamiento en dólares (incluyendo las Letes) y los pasivos remunerados del BCRA (las Lebacs)”.

Por otra parte, la especialista de la consultora Ecogo reveló que “los salarios en dólares son 50 % menores a los de fines de 2015”, en diálogo con ámbito.com.

No obstante, destacó que existe “un abaratamiento significativo de la economía” y compara dichos ingresos de los trabajadores con otro dato: “Los precios de los bienes y servicios son un 35 % menores medidos en dólares”.

En esa misma línea, Dal Pogetto dijo que las tarifas de servicios públicos, “si bien tienen recorrido por delante, son 54 % en dólares más altas que las del final del gobierno anterior”.

Después de estimar positivo que los términos de intercambio van a mejorar por la cotización de la soja que se mantiene en 325 dólares la tonelada y del barril de petróleo que cuesta 45 dólares, la economista explicó lo que desde su mirada son las principales debilidades: “El péndulo y las dificultades para ponernos de acuerdo en un contexto donde los problemas de competitividad estructurales de la economía asociados a una muy elevada presión impositiva sobre los sectores formales, una enorme rigidez del gasto público que se sostiene en torno a 39% del PBI con más de la mitad del gasto público de la Nación indexado al pasado (básicamente transferencias al sector privado -jubilaciones y planes sociales), a las rigideces del mercado laboral y a la ausencia de un mercado de crédito local en un país que nunca construyó una moneda, mantiene desde 2006 una inflación arriba del 20% con picos de 40% y presenta un creciente grado de indexación de contratos”.

Fuente : conclusión.