«Hoy las horas extras forman una parte fundamental del sueldo. Cuando los trabajadores cobran en el día 20, 25 o cuando las quieran pagar, tienen que demorar el pago de la tarjeta de crédito, el alquiler, todo con recargo. Es injusto», agregó.

El gremialista recordó que hace sesenta días que las personas que trabajan para el municipio están cobrando de manera desdoblada. «El mes pasado hicimos la movilización frente al Palacio y allí nos comprometimos a que, si este mes volvía a ocurrir lo mismo, íbamos a marchar y a convocar a un paro y movilización frente a las puertas del Palacio», señaló.

Al ser consultado por las respuestas que les dan desde el Municipio cuando reciben los reclamos, el titular del sindicato de trabajadores Municipales contó: «Dicen que hacen un esfuerzo enorme para pagar el sueldo. Queremos también destacar que al esfuerzo lo hacemos nosotros para continuar a veces sin ropa de trabajo, elementos ni herramientas, con muchas dificultades para llevar esto adelante».

Para Ratner, la medida de fuerza se vuelve inevitable ante el destrato gubernamental en un momento delicado de la economía. «Los trabajadores se sienten utilizados, sobre todo en salud. Cuando se superan las fechas de invierno, críticas, parece que ya no los necesitan», detalló. Al mismo tiempo, el sindicalista encontró en una frase del Papa una síntesis para describir lo que ocurre actualmente: «Los trabajadores ya no son explotados. Son desechables».

El secretario general del gremio de municipales también comentó a Conclusión que anoche a última hora se comunicó con el intendente electo Pablo Javkin, con quien no se han podido reunir debido a cuestiones de agenda de ambos dirigentes. «No podemos opinar del gabinete municipal, pero si de las reparticiones municipales. Vamos a defender el personal de carrera, las direcciones conseguidas, los puestos, las coordinaciones y demás. Seguramente nos vamos a poner de acuerdo», pronosticó.

«Ojalá tengamos una muy buena relación y podamos sacar todo esto adelante por el bien del municipio», concluyó.