Distintos damnificados por personas que adquirieron automóviles en cuotas en los últimos años se presentaron frente a las puertas del Concejo Municipal para “tratar de visibilizar la problemática” que vienen teniendo “porque las cuotas se han ido por las nubes” y el seguro les aumenta hasta cifras impagables.

“Nos están matando con los gastos administrativos”, explicó Eduardo Morello, quien enseguida detalló que están pagando 1.500 pesos por ello y que también abona 4.500 pesos de seguro lo que hace que la cuota final se le haya ido a unos 22.500 pesos.

 

Después de señalar que empezó pagando una cuota de 2.500 pesos “hace cuatro años”, Morello indicó: “Toda la gente que estamos autoconvocados hemos hecho la denuncia en Defensa del Consumidor, nos toman la denuncia, a muchos han llamado y han concretado una mediación que no llegó absolutamente a nada”.

“Estamos esperando que nos den una solución porque se entiende que firmamos esto hace cuatro años, eran otras las reglas del juego y hoy se hace casi imposible pagar”, redondeó.

Fuente : diario conclusión.